Blog / Tu gato y el calor estival
22 abril, 2016
Tu gato y el calor estival

En el verano no sólo nosotros sufrimos las altas temperaturas y la humedad estival, también nuestras mascotas las sufren por eso hay que estar muy pendiente de ellos durante estas fechas. Los felinos se pasan todo el día buscando un rayo de sol o la parte más cálida de la casa para tumbarse y hacerse […]

Thai brown cat with evening light so beautiful.

En el verano no sólo nosotros sufrimos las altas temperaturas y la humedad estival, también nuestras mascotas las sufren por eso hay que estar muy pendiente de ellos durante estas fechas.

Los felinos se pasan todo el día buscando un rayo de sol o la parte más cálida de la casa para tumbarse y hacerse un ovillo. En verano esta tarea les resulta mucho más sencilla. Es por esta razón que es importante tomar ciertas precauciones para evitar sustos.

Al igual que los perros, los gatos no poseen glándulas sudoríparas, con lo cual eliminan el calor corporal a través de la lengua. Es por esa razón que solemos verlos más tiempo lamiéndose, porqué de esta manera consiguen estimular la evaporación de la temperatura corporal. Justamente por eso la frecuencia del cepillado en esta época del año debe ser mayor para evitar la acumulación de bolas de pelo en su estómago y facilitar la expulsión del calor. En gatos de pelo largo esta tarea se complica porqué su pelaje facilita la aparición de nudos y enredos que dificultan la pérdida de calor por parte del animal.

Los gatos son unos enamorados del sol. Eso lo saben todos los que tienen gatos. Pero eso no quiere decir que estén exentos de sufrir un golpe de calor. Si vemos que nuestro gato jadea mucho, que aumenta su ritmo cardíaco y que su lengua y encías se vuelven de un color granate debemos acudir al veterinario porqué seguramente está sufriendo un golpe de calor. Para evitarlo lo mejor es acondicionar zonas con sombra y ventilación, además de dosificar el tiempo de juegos y ejercicio.

Respecto a la ventilación, debemos tener cuidado con las ventanas. Durante la época estival acostumbramos a tenerlas prácticamente siempre abiertas y la curiosidad innata de nuestro fiel felino le llevará a explorar que hay más allá. También debemos estar atentos con el aire acondicionado. Debemos mantener una temperatura correcta y evitar que incida directamente sobre nuestra mascota, ya que puede provocarle dolencias como laringitis, rinitis o faringitis.

Los gatos, por naturaleza, no suelen beber mucho agua, pero no debemos olvidar este factor, esencial durante el verano. Para estimular que nuestro gatos se hidrate más lo mejor es separar el comedero del bebedero, que éste sea más amplio y de color claro porque a los gatos les gusta ver el fondo y, como es natural, cambiar el agua con asiduidad para mantener la claridad y la frescura.

Otra cosa que no se nos puede pasar en verano es proteger a nuestro gato de los parásitos, que proliferan en épocas de calor. Por ello debemos usar productos antiparásitos y contar con la atención y consejos de nuestro veterinario.

Aunque parezca extraño, al igual que nosotros, nuestro gato también está expuesto a los efectos de la radiación solar y puede sufrir quemaduras y otras afecciones en la piel a causa de una exposición prolongada al sol. Por ello debemos aplicar pequeñas dosis de crema solar para gatos en las zonas más sensibles.

Con estos sencillos consejos disfrutaréis de un verano divertido y entretenido con vuestra mascota y ella os lo agradecerá con creces.

Categorías

Síguenos en

Etiqueta

Articulos relacionados

Blog Perros - 24 marzo, 2016
  El verano ya está aquí y es el momento ideal para que tengáis muy en cuenta uno de...
Blog Periquitos - 4 abril, 2016
Los periquitos son muy robustos y las enfermedades no son frecuentes en ellos. Pero evidentemente existen, y conviene tomarlas...
Blog Perros - 22 abril, 2016
La pregunta parece sencilla, pero la respuesta no lo es tanto para la ciencia. Los lengüetazos, así como la...