Blog / Todo sobre los gatos Sphynx
22 abril, 2016
Todo sobre los gatos Sphynx

 El Sphynx o Gato Esfinge es una raza de gato muy llamativa por su aparente ausencia de pelo. Es un gato de aspecto rechoncho y fornido que crea tanto rechazo como afecto. Sus detractores lo califican de gato raro, gato con orejas de murciélago y cabeza de serpiente, gato extraterrestre… Pero en cambio sus adeptos […]

Attractive couple sitting together on sofa and holding a Sphynx cat 
El Sphynx o Gato Esfinge es una raza de gato muy llamativa por su aparente ausencia de pelo. Es un gato de aspecto rechoncho y fornido que crea tanto rechazo como afecto.

Sus detractores lo califican de gato raro, gato con orejas de murciélago y cabeza de serpiente, gato extraterrestre… Pero en cambio sus adeptos lo valoran como una extravagancia, una singularidad de la naturaleza.

Los gatos Sphynx proceden de una mutación genética natural de carácter recesivo acontecida en Canadá en la década de los 60, hecho que hizo que criadores serios y reputados trabajaran con esfuerzo para mantener sus características fijas y así consolidar a esta extraordinaria raza. De hecho, y según indican las últimas investigaciones, aparece una nueva raza de gato sin pelo cada 15 años y esto hace pensar que los gatos sin pelo han existido a lo largo de toda la historia. Los ancestros del Sphynx se remontan a la época Precolombina, tal y como muestran los grabados y vasijas de cerámicas encontradas.

Actualmente existen tres razas de gatos sin pelo reconocidas por las asociaciones felinas: los Sphynx, los Peterbald y los Don Sphynx.

Aunque los ejemplares de la raza parecen ser gatos sin pelos, hay que destacar que verdaderamente no son gatos pelados; sino que presentan la piel cubierta de una capa de vello muy fino, corto y parejo, casi imperceptible a la vista o al tacto.

Pese a su apariencia frágil se trata de gatos saludables y fuertes. Su falta de pelo es su principal problema al ser muy sensibles a los cambios de temperatura. En época invernal no debemos exponerlos a bajas temperaturas y mantenerlos en lugares cálidos.

Justamente y debido a sus características necesita cuidados especiales. Necesitará un aseo constante ya que su alimentación, rica en calorías, les produce un exceso de grasa en la piel que les impide una correcta transpiración, por ello es recomendable bañarlos regularmente. Un baño semanal en verano y un par de baños en época invernal es suficiente para mantenerles la piel limpia y sana. Eso sí, con un champú específico para mascotas sin pelo. También debemos prestar especial atención a sus oídos que crean exceso de cerumen, con lo cual diariamente hay que limpiarles las orejas con toallitas húmedas para eliminar estas secreciones.

Por lo que se refiere al carácter se trata de gatos dulces, curiosos, pacíficos e inteligentes. Normalmente prefieren la calma y la tranquilidad, pero en ocasiones muestran su faceta más vivaz, traviesa y juguetona (les encanta trepar y saltar).

Son muy devotos, leales y posesivos de sus dueños a los que acompañarán a todas partes ronroneando y meneando la cola como si fuesen perros, buscando que los mimen.

Son muy sociables y afectuosos con personas y otros animales, pero hay ciertos momentos en que necesitan mostrarse independientes, incluso de sus dueños.

En su carácter no hay atisbo de agresividad. Esto, junto a su gran paciencia lo hacen ser unas buenas mascotas para los niños.

Categorías

Síguenos en

Etiqueta

Articulos relacionados

Blog Gatos - 22 abril, 2016
Bañar a los gatos por mucho tiempo encerró bastantes mitos. Muchos creían que los gatos no debían ser bañados, ya...
Blog Gatos - 22 abril, 2016
Talking Tom es una aplicación para dispositivos móviles protagonizada por el simpático gatito Tom. Es una buena opción para...
Blog Periquitos - 22 abril, 2016
  Pese a su pequeño tamaño, los periquitos australianos comparten una habilidad con otros loros y cotorras: imitar los sonidos de...