Blog / ¿Comida seca o húmeda?
8 noviembre, 2016
¿Comida seca o húmeda?

Los que tenemos gatos muchas veces nos hacemos la misma pregunta: ¿Qué es más sano para mi gato, la comida seca o la comida húmeda? Mientras unos defienden la comida húmeda para los gatos, otros insisten en que la comida seca es más beneficiosa. Lo cierto es que con la aparición del pienso hace unos […]

gato de color anaranjado comiendo de un plato naranja

Los que tenemos gatos muchas veces nos hacemos la misma pregunta: ¿Qué es más sano para mi gato, la comida seca o la comida húmeda?

Mientras unos defienden la comida húmeda para los gatos, otros insisten en que la comida seca es más beneficiosa. Lo cierto es que con la aparición del pienso hace unos 40 años parece que nos olvidamos de que el gato necesita algo más que una croqueta deshidratada. Y es que según la OCU (Organización de Consumidores) y el Centro de Nutrición para Animales Waltham, mezclar la comida seca con la comida húmeda es la opción más beneficiosa para nuestros gatos.

La comida seca ayuda a que las heces del animal sean más duras y tengan menos olor. Además ayuda a limpiar sus dientes y, sin duda, es la opción más económica. Aún así, los gatos son carnívoros puros y toleran mal los cereales y componentes vegetales, por lo que el peligro de la comida seca es que se abuse de estos componentes.

La comida húmeda es la más gustosa y la preferida por nuestros gatos. Resulta una buena opción para gatos a los que les cuesta comer. Pero como resultado las heces de los gatos serán más blandas y mal olientes. Al ser una comida blanda no ayudará a la limpieza de sus dientes. Eso sin tener en cuenta que como alimentación única esta comida resulta mucho más cara.

Por ello si optamos por mezclar ambos tipos de alimentos ofreceremos a nuestros gatos una alimentación más completa que veremos traducida en los siguientes beneficios:

Mayor producción de orina. La ingesta de alimentos húmedos contribuye a aumentar también la cantidad de agua, minimizando en nuestros mininos la formación de piedras, mejorando el funcionamiento general del tracto urinario.

Peso controlado. Los gatos que cuentan con alimento húmedo en su dieta comen menos, disminuyen de peso y se muestran más activos.

Organismo equilibrado. Los gatos que complementan comida seca y húmeda obtienen un mejor equilibrio de proteínas, grasas y carbohidratos.

Dientes más sanos. Mezclando los dos tipos de comida, las croquetas secas ayudarán a que nuestros gatos tengan los dientes más limpios, retrasando la formación de sarro y placa dental.

Gatos más felices. A los gatos les encanta la comida húmeda, así que si mezclas ambas comidas en el mismo comedero disfrutaran del acto de comer, ya que les encanta encontrar diferentes texturas.

Articulos relacionados

Blog Periquitos - 4 abril, 2016
  Aunque no lo parezca, conocer el sexo de un periquito es una cuestión relativamente fácil en ejemplares adultos,...
Blog Gatos - 22 abril, 2016
En el verano no sólo nosotros sufrimos las altas temperaturas y la humedad estival, también nuestras mascotas las sufren...
Blog Perros - 5 abril, 2016
  Adoptar un perro es una decisión importante que se debe tomar en consenso con todos los miembros de...