Blog / El periquito australiano, el rey de la imitación
22 abril, 2016
El periquito australiano, el rey de la imitación

  Pese a su pequeño tamaño, los periquitos australianos comparten una habilidad con otros loros y cotorras: imitar los sonidos de otros animales, la voz humana e incluso ruidos como los del teléfono o timbres. Los periquitos aprenden por repetición, aunque no todos los ejemplares tienen la misma facilidad. Por ejemplo, los machos son mejores habladores que […]

Colorful parakeets resting on tree branch 

Pese a su pequeño tamaño, los periquitos australianos comparten una habilidad con otros loros y cotorras: imitar los sonidos de otros animales, la voz humana e incluso ruidos como los del teléfono o timbres.

Los periquitos aprenden por repetición, aunque no todos los ejemplares tienen la misma facilidad. Por ejemplo, los machos son mejores habladores que las hembras y su sonido es más melódico, como podéis comprobar si los veis cortejando a su pareja, y quizá es ese interés de conquista lo que les hace buscar establecer un contacto como sea.

También es cierto que si viven en comunidad es más complicado conseguir periquitos habladores. Tiene sentido porque les basta con piar para comunicarse con los de su propia especie. Son los ejemplares que viven solos o con su pareja, a los que se dedica tiempo de forma individual, los que tienen más posibilidades de repetir palabras.

No sólo pueden imitar a las personas, también silbidos, incluso canciones. Eso sí, cuanto más largo es el texto más difícil les resulta poderlo memorizar. Recordemos que son pájaros pequeños y no tienen la capacidad cerebral de otras aves como los Yacos.

Si tienen cerca otros animales como canarios, gorriones, o incluso perros o gatos, también intentarán “hablar” con ellos y su manera es copiar su forma de expresarse. No nos sobresaltemos si escuchamos que imita el timbre de casa o el sonido del teléfono.

Es más fácil que pongan interés en imitar la voz de la persona que más les cuida, quien les dedica más tiempo, porque es en quien más confían y por ello buscan de esta forma su cariño y llamar la atención. Por eso copiarán la entonación y la voz de forma que su voz puede ser más grave o más aguda en función de si imitan a un hombre o a una mujer o niño/a.

Como son pequeñitos la voz imitada siempre quedará más aguda de lo normal, y encima tienden a acelerarse, así que para que se entienda bien lo que dicen conviene repetirles la palabra o frase con calma y enfatizando bien las sílabas, así evitamos que algunas partes sean como murmullos. Si son buenos alumnos se acercarán a nosotros observando atentamente cómo vocalizamos. Mirad este ejemplo:

Los comienzos siempre son más complicados, así que una vez ha aprendido a decir un puñado de cosas le será más sencillo imitar otras que vayamos añadiendo (sin olvidar seguir repitiendo las primeras). No hay que darse por vencido y repetir, repetir y repetir hasta que aprenda a decirlo bien.

No es raro que nos sorprenda con frases que ha aprendido por su cuenta (sin tener nosotros intención en que las repitiese), así que ¡cuidado con lo que decimos delante de un periquito hablador!

Hay cientos de vídeos donde se pueden ver periquitos habladores. El último éxito en YouTube es el de un periquito de Australia que imita a la perfección al robot R2D2 de Star Wars (La Guerra de las Galaxias). Aquí tenéis el vídeo y juzgad vosotros mismos el parecido:

 

Fuente: Los periquitos de Khaibar

Articulos relacionados

Blog Perros - 4 abril, 2016
  Si tienes perro seguramente cada vez que llegan las vacaciones te planteas una y otra vez qué hacer...
Blog Perros - 4 abril, 2016
Todo ser humano que ve un perro adorable quiere tocarle, acariciarle. Va en nuestra forma de ser el mostrar...
Blog Periquitos - 4 abril, 2016
Los Ino son una variedad de periquitos albinos surgidos a partir de mutaciones. De entre las variedades ino podemos...