4 abril, 2016
El lenguaje corporal y su significado

  El lenguaje corporal es la forma que tiene el periquito de expresarse con su cuerpo para demostrar su estado de ánimo, signos de enfermedad, su manera de relacionarse con los demás periquitos, entre otras cosas. Por eso a continuación os mostramos como actúan según la situación: Tranquilo: Se muestran con el plumaje erizado (formando una […]

Wellensittich

 

El lenguaje corporal es la forma que tiene el periquito de expresarse con su cuerpo para demostrar su estado de ánimo, signos de enfermedad, su manera de relacionarse con los demás periquitos, entre otras cosas. Por eso a continuación os mostramos como actúan según la situación:

Tranquilo: Se muestran con el plumaje erizado (formando una bola) y con una patita escondida entre las plumas, a su vez que canta bajito. Se arregla el plumaje. Juega con los juguetes de su jaula.

El sueño: Durante la noche los periquitos suelen dormir posados sobre un palo con una pata escondida en las plumas y con la cabeza apoyada en los hombros con la cara escondida entre las plumas. En cambio, hay algunos periquitos que duermen de maneras extrañas, por ejemplo con una pata en una hamaca y otra en los barrotes, sobre un comedero. Si están en interiores lo ideal es tapar la jaula en cuanto oscurezca, para que la luz artificial no los moleste. Durante el día, suelen dormir de 2 a 3 horas, lo hacen con una pata escondida entre las plumas, pero dejan la cabeza en posición normal.

Erizar las plumas y sus distintos significados:

– Enfermo: El periquito eriza las plumas y se queda quieto en un palo casi sin moverse y sin cantar apoyando las dos patas en el palo. Si el periquito no está adiestrado y siempre tuvo miedo a las manos de su dueño y de un día para otro se deja tocar, es un mal síntoma.

– Tranquilo: Eriza el plumaje y esconde una pata entre las plumas y canta bien bajito.

– Dormido: Eriza el plumaje, esconde una pata entre las plumas y apoya la cabeza sobre los hombros.

– Frío: Los periquitos mantienen el calor con sus plumas, esto se llama termorregulación de las plumas. Al erizar las plumas se forma una “capa” de aire caliente entre la piel y las plumas. Por lo tanto un periquito con frío tiene el plumaje muy erizado, más que en los otros casos.

Calor: Los periquitos no pueden transpirar o sudar porque no tienen glándulas sudoríparas, por lo tanto cuando tienen calor lo que hacen es pegar las plumas a su cuerpo, levantar las alas (separándolas del cuerpo, pero sin abrirlas), y jadean dejando el pico entreabierto. Algo parecido hacen después de hacer algún esfuerzo, como por ejemplo asustarse mucho de algo o volar por un rato.

Miedo: Un periquito asustado tiene las plumas pegadas al cuerpo, respira fatigado, en algunos casos con el pico abierto. Si el susto no es muy grande se queda con las plumas pagadas al cuerpo, fatigado y quieto en un lugar sin moverse. Si el susto es mayor el periquito también pega las plumas a su cuerpo, respira fatigado, y en este caso vuela intentando escapar.

Estirar un ala y una patita: Muchas veces los periquitos estiran un ala y una pata (las del mismo lado), primero las de un lado y luego las del otro. Es su manera de desperezarse, y de “estirar” un músculo después de tenerlo mucho tiempo quieto. También suelen hacerlo los periquitos adiestrados, si por ejemplo se los saca siempre a la misma hora a volar y ven que su dueño se acerca a la jaula (para sacarlos) lo hacen para demostrar que tienen ganas de hacer ejercicio.

Levantar las alas: El periquito con las alas cerradas las levanta y las lleva para atrás casi haciendo que las alas se toquen entre ellas detrás de su espalda. Lo hacen para “estirarse” después de dormir, por ejemplo, o de estar por un rato quieto.

Higiene corporal: Los periquitos tienen una glándula uropigial que segrega grasa, que está en la espalda, sobre el timón y entre las alas. Lo que hacen es extraer grasa con el pico de esta glándula y así impermeabilizan el plumaje. Una vez que termina de higienizarse, se sacude y así caen las plumas sueltas y el polvillo de las plumas. Por lo general si son varios los periquitos se higienizan a la vez, esto es porque cuando están en la naturaleza, mientras la mayoría de periquitos se higieniza, algunos vigilan que no vengan depredadores. Si el periquito comió algo y se le quedo el pico sucio, se suelen limpiar con los barrotes o con los palos de la jaula.

Acicalamiento mutuo: Es una importante función social. Para que un periquito se deje acicalar por otro tiene que tener confianza en él, por eso este comportamiento se ve en las parejas de periquitos y entre periquitos amigos. Se limpian lugares que no alcanzan con el pico, por ejemplo la cabeza o la nuca. Si está solo se rascará la cabeza con una pata o contra los barrotes o un palo.

Ruidos con el pico antes de dormir: Los periquitos antes de dormir hacen con el pico una especie de “chasquidos” rozando la parte superior del pico con la inferior. Si son varios los periquitos lo suelen hacer todos casi que al mismo tiempo.

Cortejo: Se llama así cuando un periquito está “interesado” por otro. Puede ser para hacerse pareja o entre periquitos amigos. Lo que hacen es poner las plumas erizadas y cantarle con gorgojeos al otro periquito bien cerca. Las pupilas se dilatan y se contraen y persigue al otro periquito saltando de percha en percha. Si el otro periquito lo acepta se darán “besos con los picos” e incluso se alimentaran mutuamente. Por lo general esto lo hacen los machos, aunque hay algunas excepciones.

Comportamiento de un periquito sano:
– Se arregla las plumas y las mantiene en excelente estado, lisas y brillantes.
– Se mueve dentro de la jaula utilizando los juguetes y saltando en los palos.
– Cantará (hay que tener en cuenta que los machos suelen cantar más que las hembras).
– Se relacionará con los demás periquitos.

Comportamiento de un periquito enfermo:
– Está quieto y casi no se mueve.
– Está con las plumas erizadas (formando una bola).
– Hace movimientos con el timón de arriba a abajo repetitivos, muy evidentes.
– No se relaciona con los demás periquitos.
– No cantará.

Fuente: todoperis.es