22 abril, 2016
¿Conoces a Lil Bub?

  Puede que no os suene de nada su nombre pero esta gatita es la más famosa del mundo entero. Quizás los más gatófilos ya sepáis quien es esta monada que siempre tiene su lengua sobresaliendo de su morrito peludo. Lil Bub es una gata muy especial, y no sólo porque su cara inspire dulzura a […]

Lil-Bub-tandy

 

Puede que no os suene de nada su nombre pero esta gatita es la más famosa del mundo entero. Quizás los más gatófilos ya sepáis quien es esta monada que siempre tiene su lengua sobresaliendo de su morrito peludo.

Lil Bub es una gata muy especial, y no sólo porque su cara inspire dulzura a rabiar. Se trata de una gata que nació enana, con las patitas muy cortas y el cuerpo largo, ojos muy saltones (que le dan esa graciosa expresión de asombro), una mandíbula más pequeña que el maxilar y sin dientes, por eso su lengua siempre está fuera. Además, tiene un dedo extra en cada patita que li impide poder saltar. Pero a pesar de ser una gata muy peculiar lleva una vida normal y muy feliz. Tiene buena salud: come, bebe, juega y hace unos sonidos muy graciosos.

Lil Bub está llenando de ternura la red, y es que a pesar de su herencia genética tan especial es adorada y amada por todo el planeta. Es un ejemplo gracioso de cómo ser diferente no tiene por qué ser una condena a la soledad y el abandono.

Hoy en día es todo un fenómeno en las redes sociales. Según su dueño, Mike Bridavsky, es una gata mágica y especial, única en el mundo y que incluso podría venir del espacio exterior. Su personalidad, su forma de ser, de moverse, de hacer sonidos, la hacen una criatura del todo alucinante. Por ello, lo que empezó con una subida espontánea de fotos en las redes sociales, se ha convertido en un adorable fenómeno social. Lil Bub cuenta ya con más de 200.000 seguidores en Instagram y Facebook, tiene su propio programa con invitados famosos, un libro llamado “El libro de Lil Bub” con sus aventuras intergalácticas, y hasta un documental premiado titulado “Lil Bub and Friendz”.

Lil Bub ha visto como su vida ha cambiado de forma radical desde que su dueño la encontró en una caja de herramientas en una zona rural del estado de Indiana en julio de 2011. A pesar de que siempre tendrá el mismo tamaño y no podrá comportarse como un gato normal, ya que no puede ni trepar ni saltar, y ni siquiera puede maullar, en las miles de fotos que circulan por la red se la ve muy feliz, y es patente que su amo la adora y la cuida con mucho esmero.

Tan peculiar es su genética que actualmente biólogos alemanes se han propuesto secuenciar los genes de esta gatita para hallar la razón de los defectos de este animal. A día de hoy las malformaciones que tiene Lil Bub (enanismo, polidactilia, deformación en la mandíbula inferior y ojos saltones) son conocidas en seres humanos, pero hasta ahora se desconocía que podían aparecer todas juntas. A través del estudio de Lil Bub se podrán conocer las mutaciones concretas y de esta manera podrían aplicarse terapias de forma más eficiente. Aunque de momento se trata sólo de una investigación básica.

En definitiva, Lil Bub es una gata que con su dulzura está cambiando este mundo lleno de prejuicios, haciendo de su diferencia una virtud. Además, gracias a su popularidad la hemos visto con Grumpy Cat, el enorme peludo Coronel Meow y hasta con Robert de Niro en algunos proyectos solidarios. Y es que Lil Bub está aprovechando su fama para ayudar a muchos gatos necesitados y con necesidades especiales. Su popularidad ha conseguido recaudar más de 200.000 dólares para la Sociedad Americana de Prevención de la Crueldad hacia los Animales.

Para que veáis en acción a esta tierna gatita os mostramos uno de los capítulos de su programa de televisión en el que entrevista a Michelle Obama: